Aliento Nº 1
Dios tiene el control

Él ya existía antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creación.

Colosenses 1:17

Dios nunca te pidió que controles el mundo. ¡No lo ha hecho y no lo hará! Pedírtelo sería encargarte una tarea que está reservada solo para Él. De la misma manera, jamás pretendió que equilibres todo en tu vida y en las vidas de tus amigos. Existe solo una persona capaz de manejar todas estas cosas: Dios. No tenemos la espalda suficientemente ancha ni fuerte como para equilibrar el peso del mundo ... y Dios lo sabe. Sin embargo, ¡ánimo! ¡Su espalda tiene toda la capacidad para soportarlo!

Quítate una carga de encima

Tal vez hoy estés llevando un peso que te carga innecesariamente. Como ministro, Dios no te ha llamado para soportar ninguna carga, realizar ninguna tarea, liderar a un grupo de creyentes, manipular determinada situación para producir ciertos resultados ni tomar cualquier decisión que Dios mismo no se haya propuesto y para la cual te haya equipado. Una vez que quites estas cargas innecesarias de tus hombros, crecerás más rápido en sabiduría.

No importa que digas «no»

No te preocupes si dices «no» a algunos de los pedidos que te hacen; no te estás sacando las responsabilidades de encima. En realidad, sucede exactamente lo contrario. Al aprender a decir «no», demuestras sabiduría espiritual. Cuando quitas las cargas innecesarias de tu vida y te disciplinas para concentrarte solo en lo que Dios espera de ti, serás más eficiente en la organización de tu tiempo. También experimentarás una mayor sensación de logro. Lo más importante es que quienes te rodean no experimentarán los efectos colaterales de tu frustración emocional, como sucedía cuando luchabas por realizar lo imposible.

Haz una lista

Haz hoy una lista de todo lo que te pesa; sé específico. Cuanto más detallada, mejor. Cuando la termines, tacha cada ítem que esté fuera de tu control (aquellos de los que solo Dios puede hacerse cargo). Táchalos de tal manera que ni siquiera puedas leer lo que has escrito. Luego, lee lo que queda en la lista. Puedo predecir que los ítems que queden serán solo cosas entre tú y Dios.

Recibe aliento hoy ...

Vive a pleno dentro de los parámetros que Dios te ha establecido. Vive según Sus expectativas. Concéntrate en lo que te ha llamado a hacer y no te cargues con cosas que Él ha reservado solo para sí.

Pensamientos refrescantes y oración